Ya sea por un accidente o por alguna enfermedad que se ha descontrolado, en algún momento podemos llegar a perder piezas dentales. Si esto ocurre y no hay forma de salvar el diente, la mejor forma de solucionar este problema es colocándonos un implante dental.

Mucha gente piensa que este tratamiento requiere un proceso largo y tedioso, pero lo cierto es que gracias a la tecnología ahora podemos colocar implantes dentales de calidad en menos de 24 horas por un precio reducido.

¿Cuánto se tarda en colocar un implante dental?

Con los implantes tradicionales sí es necesario esperar unos tres meses para que finalice la osteointegración —el proceso por el cual el implante queda fijado al hueso— y sea posible colocar la prótesis que funciona como diente. Sin embargo, con los implantes inmediatos o de carga inmediata nuestros dientes nuevos quedan listos en mucho menos tiempo.

Sobre estos implantes, que se colocan justo después de extraer la pieza que se encontraba en mal estado, se coloca una prótesis dental provisional. Se trata de una solución idónea si extraer un diente conlleva una pérdida estética muy grande, ya que en un solo día puedes recuperar tu sonrisa.

Posteriormente será necesario acudir de nuevo a consulta para colocar la prótesis definitiva, pero el proceso se agiliza en gran medida y, en general, la comodidad para el paciente es mayor.

¿Cuándo puedo colocarme un implante inmediato?

No todas las personas pueden optar a colocarse un implante de carga inmediata. Con este tratamiento no se espera a que cicatrice la herida, por lo que es necesario que la calidad de los tejidos óseos sea la adecuada o se podría poner en riesgo la salud del paciente. Para poder optar a este sistema es necesario cumplir algunos requisitos.

  • No tener ninguna enfermedad periodontal. En caso de que la boca esté muy afectada por gingivitis o periodontitis será necesario controlar primero la enfermedad antes de poder colocar los implantes.
  • Tener suficiente cantidad de hueso. Algunas personas que sean de edad avanzada o que hayan sufrido con anterioridad alguna enfermedad bucodental pueden tener escasez de hueso mandibular o maxilar. En estos casos será necesario realizar una intervención previa para estimular la regeneración de los tejidos óseos.
  • No fumar. Se desaconseja del todo consumir tabaco tanto durante como después de la colocación del implante, ya que afecta en muchos sentidos a la salud dental y puede, entre otras cosas, provocar el rechazo del implante.

Asegúrate de que quien te coloca el implante dental es un profesional con la experiencia y los conocimientos necesarios y mantén una higiene bucodental perfecta después del tratamiento para prolongar su durabilidad. En el Instituto Clínica Sicilia somos especialistas en Implantes Dentales y realizamos un estudio en profundidad de cada paciente para ofrecerles el mejor trato. ¡Ven a nuestro centro en Oviedo y te atenderemos!